32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

Las obras de cobertura de las acequias Quer y Freixa Llarga 1976

Las obras de cobertura de las acequias Quer y Freixa Llarga, paralizadas

La Vanguardia 30 de septiembre de 1976

Las obras de cobertura de las acequias Guer y Feixa Llarga, que circundan los barrios Riera y Almeda, están paralizadas. La Asociación de Vecinos del barrio Riera, en escrito dirigido a la opinión pública, denuncia los extremos que han llevado a esta situación y "expresa su protesta por lo que entiende una clara incompetencia de las autoridades municipales, en concreto la Comisión de Obras, que no ha sabido llevar a buen término, en los plazos y con el coste previsto, una obra técnicamente sencilla.

Detalles de la adjudicación 

 Las obras fueron adjudicadas en abril de este año en la cantidad de 6.555.713 pesetas y por un plazo de ejecución de tres meses. Según la Comisión de Control formada por los vecinos y expresamente reconocida por el Ayuntamiento, la empresa adjudicataria se había constituido en el mes de febrero, o sea, dos meses antes de que se le otorgasen las obras, con un capital de cuatro millones de pesetas. El hecho de que se ofreciera por 1.290.105 pesetas por debajo del presupuesto, contribuyó decisivamente a que se le adjudicaran las obras frente a la otra empresa litigante, a pesar de las reservas del gabinete técnico.

La cuestión es que las obras se iniciaron fuera del plazo previsto y que algunas de las primeras acciones hicieron dudar a los vecinos de la competencia técnica de la empresa. Hasta eI momento de iniciar la obra, tan sólo había realizado obras de vialidad tales como pavimentos, vados, aceras, etcétera, lo cierto es que, por exigencias de la empresa del canal, hubieron de hacerse algunas variaciones en el proyecto original, como sustituir los tubos circulares por ovoides, amén de otras variaciones motivadas por dificultades surgidas durante la marcha de las obras. El hecho es que ello evidenciaba una falta de planificación y que, para hacer frente a las nuevas variaciones, el presupuesto ha tenido que ampliarse a costa de las arcas municipales. De otro lado, los vecinos señalan corno causa importante en el retraso, las dificultades puestas por los regantes y la compañía del canal, quienes mostraban una fuerte oposición a que se cortase el agua para efectuar algunos empalmes.

Falta de responsabilidad y solvencia 

Los vecinos denuncian la falta de responsabilidad y solvencia de la empresa, al abandonar las obras sin tomar ninguna medida, como el tapar los registros abiertos al aire libre. Principalmente, señalan la responsabilidad que compete al Ayuntamiento en cuanto a la calidad de la obra, harto deficiente, y al encarecimiento sobrevenido. Hay que señalar, a este respecto, que cuando el pleno municipal aprobó, hace ahora casi un año y medio, el proyecto de cobertura de 1.520 metros de estas dos acequias, incluyendo los terrenos afectados, lo hizo por 6.066.084 pesetas. La cifra por la que se adjudicó a la constructora según puede observarse, la superaba ya en medio millón. Y como suponemos que el motivo principal hay que achacarlo a la «inflación», habrá que concluir que el retraso en su inicio fue nefasto para los vecinos, tanto por los olores y peligros que hubieron de soportar como por el dinero de más que tuvieron que sacar de su bolsillo. En estos momentos parece que los problemas que dieron lugar a la paralización de las obras están a punto de solucionarse y que, en plazo más o menos largo, podremos dar le buena noticia de que «el canal», al fin, quedará cubierto.

 — José BOTELLA.