32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

Historia de las inundaciones del Llobregat 1898 - 1971

EN LO QUE VA DE SIGLO EL LLOBREGAT HA TENIDO CINCO CRECIDAS DE SIGNO CATASTRÓFICO 

Por lo que se refiere al río Llobregat, que el 20 de septiembre del año 1971 fue principal protagonista de gravísimas inundaciones desde Martorell hasta el delta, cabe recordar que en el curso de los últimos.130 años ha tenido siete crecidas de signo catastrófico con los siguientes caudales: año, año 1898, caudal de 2,500 m3/s.; año 1907, caudal de 3,800 m3/s ; año 1913, caudal de 2:500 m3/s ; año 1942, caudal de 1.750 m3/s.; año 1962, caudal de 1.550 m3/s. y año 1971, caudal dé 3.150 m3/s.

El Pensamiento octubre de 1962 

Mirando atrás los desbordamientos del río desde 1898 
.
En enero de 1898, una avenida del río, inundó todo el casco viejo de la población, alcanzando el agua en lo que hoy es calle Rubio y Ors un metro de altura. La impetuosidad de la corriente derrumbó dos casas bajas, existentes detrás del bar Bostón, en lo que hoy es calle Velázquez. Por aquella época, la contención del río suponía solamente un margen de escasa altura, que se alzó algunos años después en un terraplén de mayor altura.

A pesar de la considerable altura lograda por el agua, no ocurrieron desgracias personales. Era costumbre por aquel entonces, construir todas las casas, con un piso en la parte superior, como se puede observar en las edificaciones que de aquel tiempo se conservan, y que en los momentos de gran crecida del río servía para guardecerse de los apuros de las frecuentes avenidas de las aguas.

La próxima riada de destacada importancia, acaeció en el año 1907, llegando también el agua, a lo que era entonces la población le Cornellà, que se limitaba a la calle Mayor, y algunas casas esparcidas a sus dos lados, a poco más de un metro. El agua de aquella riada causó muchos destrozos a la agricultura, pero entre los 3.500 habitantes que residían en la población no fueron de lamentar desgracias personales.

El último desbordamiento del rió  que asoló todo el casco bajo de la localidad, sucedió en el año 1913, llegando a alcanzar el agua a metro y medio, habiendo sido preciso utilizar barcas, para recorrer toda la calle Mayor y prestar todos los auxilios necesarios.

Tampoco esta avenida del río causó víctimas, pero sí grandes destrozos uno de ellos fue que levantó la fuerza de la corriente los raíles y traviesas de la línea de los Ferrocarriles Catalanes, en el sector comprendido,entre la calle Almirante Vierna y carretera antigua de Cornellà a San Baudilio. Un año antes se habían inaugurado estos servicios de la compañía. Esta riada tuvo destacada importancia, pues el agua que ascendía y subía de nivel, estuvo en la población durante cinco días, hasta que por fin al cabo de estos, las aguas del río Llobregat volvieron a su cauce, dejando atrás ruina y desolación material.

Posteriormente ocurrieron varios desbordamientos del río, pero ya la segura fortaleza del terraplén hormigonado y las compuertas de las bocas y las calles en su origen por el lado del río, evitaron en lo sucesivo que las inundaciones tuvieran un carácter tan extensivo.

En los años 1942 y 1944 tuvieron lugar desbordamientos del río, pero que sólo afectaron a la margen inferior del terraplén, que por aquel entonces empezaba a edificarse las barracas y alguna vivienda de planta baja en las riadas de estos años, a pesar de estar esta zona inundable edificada no se registraron desgracias humanas.