33.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

La escola Llobregat, podra seguir como parvulario 1972

La Vanguardia 2 de agosto de 1972

Una junta de padres y profesores orientará la línea del centro
Con la promulgación de la nueva Ley de Educación la «Escola Llobregat», situada en el barrio de Almeda, se veía obligada a cerrar sus puertas, ya que la enseñanza primaria pasa a ser sustituida por la Enseñanza General Básica y dado que no reunía las condiciones que para este tipo de enseñanza la ley indica la única solución era transformarla en un parvulario. Sin embargo, debido a que ésta era una escuela privada la reducción del precio de cuota para los alumnos creaba un estado deficitario.

Pronto fueron Iniciadas varias gestiones para cubrir este déficit, pero tanto la respuesta del Ayuntamiento, de Caritas y da la Caja de Ahorros del Penedés, organismos consultados, fueron negativas. Ante la realidad del cierre de la escuela por falta de recursos económicos, las madres de todos los niños que no habían podido matricularse en la Escuela Nacional de Almeda, única existente en este barrio poblado por unas siete mil personas, elaboraron una carta, que todas ellas firmaron, y la dirigieron al Ayuntamiento, con lo que se consiguió inmediatamente realizar una reunión conjunta entre Escuelas Nacionales, «Escola Llobregat» y Ayuntamiento. En esta reunión el representante del Ayuntamiento manifestó que en la actualidad sobraban dos maestros oficiales y que haciéndose cargo de la escuela podrían tenerlos empleados. Además adquirió el compromiso de sufragar ciertos gastos generales; las Escuelas Nacionales y la «Escola Llobregat» mantuvieron el criterio de dedicar a parvulario únicamente la escuela y enviar a ella todos los. niños que lo quisieran cursar en la Escuela Nacional, ya que de no ser así el número de alumnos sería mínimo y en la Escuela Nacional faltarían plazas para desarrollar la Enseñanza General Básica, criterio con el que el representante del Consistorio no estaba de acuerdo.

El Ayuntamiento subvenciona el parvulario

Finalmente, tras negociaciones Llevadas a cabo entre el presidente del Centro Social Almeda, institución que cede los locales para el parvulario, y el teniente alcalde de Cultura y Deportes, se llegó al acuerdo de encargarse el Ayuntamiento de sufragar todos los gastos existentes con la condición de recibir las cuotas de todos los alumnos, de dar libre opción a los padres para matricular a sus hijos en la escuela que crean más conveniente y, lo que es muy importante, que la línea a seguir por el parvulario no sea la que se imponga oficialmente, sino la que la junta de padres de los alumnos junto con los profesores crean necesaria.

El Centro Social ofrece sus locales

 En la actualidad, tras varias reuniones llevadas a cabo con los padres de los alumnos se ha visto conveniente que la matriculación para párvulos se efectúe exclusivamente en el parvulario del Centro Social y ya son alrededor de 63 los niños matriculados. La capacidad de la escuela es de setenta a setenta y cinco niños y en ella se incluirán los comprendidos entre los 3 y 4 años, ya que no existe ninguna guardería en el barrio. Es importante destacar la postura adoptada por el Centro Social Almeda, ya que ante una necesidad que los organismos oficiales no resolvían ofreció sus locales y llevó a cabo diversas, gestiones para conseguir que el Ayuntamiento financiase la escuela, que en un principio sólo era aceptada para dar trabajo a dos maestros además de financiar algunos gastos de tipo general.

Un paso adelante

Con la puesta en marcha de este parvulario se resolverá el problema de Almeda y se habrá avanzado en la solución al grave problema escolar que tiene planteado Cornellá, ciudad en la que durante el pasado curso ochocientos diez niños no fueron escolarizados.

Carles NAVALES. 
La Vanguardia – 2 de agosto de 1972