32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

El Fútbol en Almeda

En el año 1969 unos aficionados al fútbol de muy buena voluntad y presididos por el señor Villalón ERD decidieron formar un equipo con el nombre de CE Mercader con chicos del barrio. En esta época se hicieron gestiones con el señor Joan Soler, propietario de unos terrenos en la calle Dolores Almeda. Durante el periodo de las negociaciones se jugaban partidos amistosos en el antiguo campo de L'Hospitalet: la Remonta.

Una vez conseguida la autorización del señor Soler para poder limpiar y utilizar su terreno para la práctica del fútbol, el barrio se volcó en la limpieza en el terreno y en la habilitación de los vestuarios. En 1970 el CE Mercader se inscribe en la Federación Catalana de Fútbol en la categoría de aficionados en 4 ª regional.
En esta temporada yo estaba de entrenador en un equipo de la categoría regional y el señor Villalón me propuso que me hiciese cargo de la dirección de primer equipo. Me convenció y me hice cargo. Este mismo año el "Mercader" ganó una categoría pasando a 3 ª regional. Dejé el equipo en el acabar la temporada de 1970, pero el señor Villalón se venir a volver a hablar antes de comenzar la temporada de l971.Me dijo que lo habíamos dejado solo en la junta con el señor Gaspar, el responsable del material y uno de los fundadores del equipo, y que el señor Soler le había comunicado que ya no podíamos utilizar más el campo. Tras una reunión con el señor Gaspar y con otros vecinos volví a coger el equipo y se formó una nueva Junta integrada entre otros por los señores Gaspar, Mingorance, David, Aviles, Braulio, Ramón, Juan y cuatro vocales. Me preocupé de escribir al señor Soler de "Arcas Soler", propietario del terreno de juego. La respuesta fue que me recibiría personalmente en su oficina. Voy aprovechar la ocasión de esta invitación para conocerlo y convencerlo de lo bueno que representaba para el barrio tener un equipo de fútbol, cosa que conseguí. También que me da las llaves del campo, haciéndome responsable y apoderado del campo, con papeles firmados ante notario y con una cláusula en la que se especificaba qué en el momento en que el alcalde, señor Ferrer, construyera un campo, se le devolvería el suyo, limpio y vacío. Así lo expliqué a la Junta Deportiva. Ese año, 1972, el CE Mercader se clasificó en el tercer lugar de su grupo.

La Junta me nombra presidente del club y al señor Villalón presidente honorario. El número de abonados se incrementa hasta 60. Mensualmente nos reunimos con el señor Soler para informarle de la marcha del club y del estado del terreno y los vestuarios. Aprovechando la ocasión le propongo que necesito su ayuda para formar una Asociación de Vecinos en el Barrio. Al comienzo puso algunas dificultades, pero acaba dándome apoyo.
Lo comuniqué a la junta y todos estuvieron de acuerdo. Me entreviste con la junta del Centro Social Almeda para pedirles ayuda para hacer los trámites de la petición, encontrando total apoyo. Puse la condición de que, una vez se hubiera conseguido la asociación, se unieran la Asociación de Vecinos y el CSA. Después de trece meses de trabajo y con la ayuda del señor Soler di la documentación al CSA y se nombró presidente al señor Jordi Salesa, haciéndose las primeras reuniones en los vestuarios del CE Mercader.

Llega la mejor temporada para el Club: la 1974 / 75. La afición acompaña al equipo asistiendo a todos los partidos que se disputan y viajando, cada vez que había que desplazarse, en dos y hasta tres autocares para apoyar al Club, terminando en segunda posición del grupo, y pasando a disputar la promoción de ascenso a 2 ª. Regional contra el Sant Sadurní, logrando ascender de categoría. Los once chicos que tan dignamente disputaron estos partidos fueron Torres, Béjar, Pepe, Bou, Clares, Giménez, José Moreno, Tomás Moreno, Miguel II, Miguel I y Gavira. Finalizado el campeonato se convocó una reunión con todos los socios y se acordó poner el nombre de CE Almeda en el club para dar a conocer el nombre de nuestro barrio por toda Cataluña.

En la temporada 75/76 una marca de cervezas (Cervezas el Aguila) se ofrece a apoyar al Club para hacerse publicidad y hacen 5 o 6 fichajes nuevos y contratan un entrenador, pagando cinco mil pesetas por jugador. Hasta ese momento nadie había recibido ni cinco por fichar. La cosa no fue bien y al acabar la primera vuelta del campeonato el CD Almeda estábamos en el último lugar con tan sólo nueve puntos. En la Junta habían entrado cuatro representantes de la marca de cerveza. Las reuniones se hacían en el campo y el director de la citada empresa me citó junto con dos representantes de la junta a charlar en su oficina. Allí me invitó a que presentara la dimisión de toda la Junta, menos sus representantes y y los que estábamos en la entrevista. También quería que el nombre del club llevase el nombre de la marca de cerveza y, detrás, Almeda, lo que rechacé argumentando que, si con la Junta que había habíamos conseguido el año anterior llegar a la 2 ª categoría, fue porque todos colaboraron bien y con entusiasmo y que el nombre de Almeda no podía pasar a segundo término. Desde ese momento dejaron de colaborar y los jugadores que ellos habían fichado dejaron de jugar y también el entrenador que ellos pagaban, que ya no volvió más.

El CE Almeda volvió a presentar a lo largo de toda la segunda vuelta los jugadores que habían sido apartados del equipo, así como su capitán, Bou. En los dieciséis partidos que faltaban por jugar se consiguieron 27 puntos, salvando la categoría, en la que aún se mantiene y conservando el nombre de CE Almeda. Al finalizar la temporada 75/76 convoqué una reunión y presenté mi dimisión como presidente y entrenador.

Juan Giménez
Almeda temps de lluita i de progrés 1995.


Aquellos años

Ha pasado mucho tiempo desde que nuestro equipo de futbol empezó a hacer sus pinitos. Todo empezó cuando un grupo de amigos que se reunían en el Bar del Pepito, decidieron pegar cuatro patadas al balón en cualquier descampado del Barrio, más tarde congregaron a más compis y montaron un equipo que empezaron a jugar un poco más en serio en el “Campo de la Remonta”

Como que los acontecimientos se iban forjando, se solicitó el terreno, ubicado al principio de la calle Dolores Almeda para jugar allí, más conocido como el “Campo de las moras” Arcas Soler nos permitió jugar allí a cambio de que le limpiáramos el terreno de zarzales e hierbas, comprometiéndonos a devolver el terreno cuando él lo solicitara…, que no fue así, al contrario, ayudó a realizar todas las gestiones con el Ayuntamiento y permitió que se alquilara el campo a otros equipos para el sustento del Club. Se empezó con la categoría de Aficionados federados y “gracias” a la riada, permitió que vinieran maquinas a adecentar el terreno de juego. El escudo de la Entidad portaba el castillo de Can Mercader (por proximidad).

El primer partido de liga federado fue contra el Corte Inglés, un grupo de “niños de papá” que con su vestimenta de chándal y desplazamiento en autocar se llevaron 4 golitos. Se han forjado muchos jugadores, muchos directivos, muchos vecinos y todos con un mismo fin, animar a los jugadores para que nos deleitaran con una buena mañana del domingo, que además de ver futbol, era un punto de encuentro obligado para la gran familia de este barrio. Quien no se acuerda del grito de guerra Peeeepon, Peeeepon, cuando había que lanzar una falta, del Vicente Vidal, Pitu, Juan Fernández, Bou, Giménez. Gavira, Cano, Tomas, Ceci, Mingo el de los plásticos, Pantera, y más tarde del central Cuxart, del para penaltis Barce, el Nenico, el Félix, el David, el Viles, el Calata y un sinfín de jugadores que me dejo en el tintero. También quiero hacer mención del colegiado Sr. Carrión. Y como no, los Presidentes de la Entidad como Villalón el Lechero (como primer Presi), el Pepón, el Giménez, el Jaume, el Rafael (que descanse en paz) el Benito hasta llegar actualmente al Tomás.

Como ha cambiado todo……., antes te caías, te ponías un poco de agua (o no) y a correr, ahora te caes en el césped, te sale el masajista, con réflex, hielo, vendas, betadine y sin la certeza de recuperarte. Veías el partido al lado del canal y cuando una pelota se caía dentro de él, la tenias que coger del agua y si tu también te caías… no pasaba nada. Ahora hay vallas de seguridad, cordones de prohibido pasar, paneles orientativos, rejas, seguro de accidentes, etc. Actualmente está todo mas reglado, tenemos campo de césped, personal técnico cualificado y unas instalaciones que día a día se están mejorando, con el único fin de aglutinar cuantos más jóvenes mejor para que en un futuro puedan llegar a vestir la camiseta del primer equipo de Almeda.

Ramón Barcelo
CD Almeda