31.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

Miting de un PSUC legalizado 1977


Después de  largos años de dictadura franquista tras la Guerra Civil, el PSUC vuelve a ser un partido legal, el 2 de mayo de 1977,  organiza en la estrenada legalidad un gran miting en  Cornellà.

El 2 de mayo de 1977, el PSUC fue legalizado, tras casi 40 años de resistencia y lucha clandestina contra la dictadura franquista.

La legalización se produjo cuando ya hacía meses que eran legales socialistas y convergentes. Incluso el PCE había sido legalizado el 9 de abril. Y aunque no se dio ninguna explicación oficial, no cabe duda de que el retraso de la legalización del PSUC respecto a la del PCE se debió a la reacción contra éste de los elementos más ultras del Gobierno y de las organizaciones franquistas en descomposición. El ministro de Marina, Almirante Pita da Veiga, presentó la dimisión. El Consejo Superior del Ejército de Tierra publicó un comunicado de repulsa, y los denominados irónicamente 'Siete Magníficos' (Fraga, López Rodó y los otros promotores de Alianza Popular) desencadenaron una campaña pública calificando la medida de golpe de Estado y de traición del Gobierno y llamando al ejército a impedir su aplicación.

Pero los comunistas éramos la fuerza principal de la oposición antifranquista, y la credibilidad de las promesas de reforma democrática que el presidente Suárez proclamaba dependía de que se legalizasen también los comunistas, por lo que Suárez mantuvo su decisión del 9 de abril y la amplió el 2 de mayo al PSUC, cuya organización e influencia en Cataluña eran notorias. Al enterarnos de lo publicado por el Boletín Oficial del Estado el 2 de mayo, colocamos en el balcón en la calle de Ciutat (que habíamos legalizado como sede de la 'Promotora Social Urbana de Cataluña' -PSUC-) un gran rótulo del partido y tres banderas rojas intercaladas entre otras tantas catalanas.

La noticia se extendió rápidamente por la ciudad y, por la tarde, a pesar de que llovía a cántaros, millares de militantes y simpatizantes vinieron a ver el recién estrenado rótulo del PSUC y ocuparon la calle de Ciutat y las plazas de Sant Miquel y Sant Jaume. Desde el balcón del local y bajo un paraguas intenté hablar a los que estaban más cercanos, pero era evidente que no me oían y que preferían expresar su alegría con gritos y canciones, por lo que decidimos bajar a la calle a cantar con ellos.

Por la mañana, habíamos entregado a los medios de comunicación una declaración, que decía entre otras cosas: 'La legalización del PSUC supone para nosotros la salida de un largo túnel cuya travesía comportó esfuerzos inmensos. Por eso, en ese momento recordamos a los que cayeron en el camino y lo celebramos como una merecida victoria de su lucha y su sacrificio. Estoy seguro de que el PSUC sabrá hacer de su legalidad un soporte para impulsar la acción en defensa de los derechos de los trabajadores, las libertades nacionales de Cataluña, la democracia y el socialismo'.

En los días siguientes, el PSUC aprovechó a fondo la legalidad conquistada. El 8 de mayo más de 100.000 personas acudieron a la primera fiesta legal, celebrada en el camping de Gavà La Tortuga Ligera, en la que millares de luchadores veteranos celebraron emocionados su primer reencuentro en libertad tras cerca de 40 años de persecuciones, exilios y clandestinidades. Diario 16, del 09/05/1977, sobre la Fiesta del PSUC de 1977.en el camping La Tortuga Ligera. Fue un acontecimiento que sin duda mostró la fuerza de los comunistas catalanes en aquel momento: .

Cien mil personas en la fiesta del PSUC 

Diario 16. 09/05/1977.

Un mínimo de cien mil personas, ya que ésa es la cifra de los que pasaron por taquilla, acudieron ayer a la fiesta electoral que el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC, comunistas) organizó en un camping de Castelldefels, cercano a Barcelona para celebrar, entre otras cosas, la legalización del partido. Aunque la hora oficial del comienzo de la fiesta era las diez y media de la mañana, puede considerarse que la hora real del comienzo fueron las nueve, ya que a esa hora comenzaron a verse en la carretera coches, motocicletas, autocares, furgonetas, camiones e incluso bicicletas, que llevaban sus banderas rojas, ilustradas con la hoz, el martillo y las siglas del PSUC.

Hasta las siete de la tarde, el camping La Tortuga Ligera, donde ya se había celebrado el 1 de mayo una fiesta de Comisiones Obreras, fue un auténtico hervidero; Familias enteras con sus hijos, personas mayores y gente Joven, fueron la clientela de la fiesta, en la que, según las convocatorias, se garantizaba comida y bebida.

Durante la mañana hubo entretenimientos de los más diversos tipos: desde sardanas hasta recitales con Labordeta, Ramón Muntaner y Óvidi Montllor, entre otros, además de los espontáneos. Por la tarde llegó Gregorio López Raimundo, secretario general del PSUC, quien, algo más tarde, ocupó el escenario para hablar a los que habían conseguido concentrarse en la explanada del camping. López Raimundo dijo que el PSUC era el partido nacionalista de Catalunya, y que, a la vez, era un partido para la clase trabajadora en el que también están los emigrantes, como él mismo, que viniendo de fuera han sido bien recibidos e integrados en Catalunya. Aparte de los parlamentos, aquello era una fiesta, como resaltó Ramos, de Comisiones Obreras, y no un mitin. El sentido de fiesta se consiguió, puesto que la gente, COn sus tarteras y sus mesas portátiles, inundaban los pinares del recinto y ocupaban la playa, en un tradicional "picnic", acompañado por un buen día climatológico.

Treinta millones recaudados

Según algunas estimaciones, se supone que el PSUC ha recaudado con esta fiesta más de treinta millones de pesetas, ya que no sólo deben contabilizarse las cotizaciones de la entrada, que era a cien pesetas, sino también todo lo que se vendió en los centenares de tenderetes que habían sido instalados. Por la tarde, cuando se Inició el regreso, la carretera completamente saturada de coches, ya que los que procedían de la fiesta se sumaban a la típica caravana del retorno, volvió a ser una continuación del "picnic" con las banderas rojas y las catalanas fuera de las ventanillas, a la vez que los conductores hacían sonar rítmicamente los claxons. Por otra parte, esta noche el PSUC celebrará el mitin que tenía programado en el Palacio de Deportes, y que había sido prohibido por el Gobierno Civil antes de su legalización.

Galeria de fotos de Manel Armengol


El 9 de mayo, en Barcelona, más de 50.000 personas se apiñaron en el Palacio de Deportes y en sus alrededores durante el primer mitin legal organizado por el comité central. Y al mitin de cierre de la campaña electoral, celebrado en el parque de la Ciutadella, al que vino Santiago Carrillo, asistieron más de 200.000 personas.

El 15 de junio, las candidaturas del PSUC obtuvieron 562.758 votos, más del 18% de total, lo que supuso la elección de ocho diputados. Las Cortes tuvieron carácter constituyente, se alcanzaron las libertades fundamentales y la autonomía de las nacionalidades, objetivos principales del PSUC desde la pérdida de la guerra.

No se consiguió la ruptura democrática ni el Gobierno provisional unitario que preconizábamos para sustituir a la Administración dictatorial y presidir el periodo de transición, en el que debía decidirse democráticamente el carácter del nuevo régimen y elegirse los nuevos gobernantes a todos los niveles. Y es historia que la relación de fuerzas tras las elecciones, la evolución política internacional y carencias o errores propios limitaron la fuerza y la influencia de los comunistas en general y de los catalanes en particular.

Todo indica, no obstante, que la lucha del PSUC antes y después del 2 de mayo de 1977 contribuyó decisivamente a la conquista de la democracia -que en el futuro habrá de ser participativa, además de electoral-, indispensable para construir el mundo diferente a que aspiramos los comunistas y millones de ciudadanos de todos los países, cuyos esfuerzos acabarán abriéndose camino.

Gregorio López Raimundo, ex secretario general del PSUC

Ver revista TREBALL 25 aniversario de la legalización