32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

Inundaciónes de 1942

La situación en la comarca del Llobregat 
Hemeroteca de l'Archiu Històric Municipal de Sant Boi de Llobregat

Las inundaciones causadas por, la importante crecida del Llobregat, decrecieron ayer con carácter general en toda la basta zona afectada. El rió no experimentó ninguna nueva avenida y en su consecuencia el nivel de las aguas disminuyó considerablemente, en forma que en buena parte de los lugares inundados, que el día anterior eran campos anegados, solo se veían ya ligeros encharcamientos, con grandes probabilidades, en gran parte de ellos, de que se salven las cosechas.

 La situación, por lo tanto, mejoró ayer notablemente a consecuencia de las ordenes dictadas que fueron retiradas las fuerzas de marinería, del Ejército, de la Policía Armada y los grupos de pescadores voluntarios que desde los primeros momentos hablan trabajado denodadamente. Tan solo permanecieron en los lugares mas céntricos retenes de la Guardia civil y de la Cruz Roja.

En los campos se trabajó Intensamente para dar Salida a las aguas y gran numero de las casas inundadas quedaron a mediodía en condiciones de habitabilidad.

Descarrilamiento en el puente de San Baudilio 

Como decimos, la situación mejoro notablemente sin embargo, a consecuencia de la inundación del día anterior ayer se produjo un accidente desgraciado que hubiera podido revestir mayores proporciones que los que por fortuna tuvo.

 En su curso violento, las aguas del Llobregat socavaron profundamente los estribos del puente de la línea de los F C. Catalanes en San Baudilio y a causa de ello, a las siete y media de la mañana, al paso del tren número 2 procedente de Olesa de Montserrat, cedió uno de los estribos sobre la margen izquierda y gracias a la serenidad y prudencia con que actuó el maquinista del convoy, no se registró mas que el descarrilamiento de los tres últimos vagones.


El suceso hubiera como antes decimos, podido revestir graves consecuencias, pues en el tren viajaban unas mil personas. Los tres vagones quedaron inclinados a la entrada del puente y los pasajeros una vez repuestos del susto consigíente pudieron salir sin mayores dificultades.