32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

El Plan Parcial

El Plan " Almeda", crea circunstancias  desfavorables para la población de la zona.


La Comisión de Urbanismo hizo en abril de 1960 la primera redacción del Plan. No obstante, esta primera redacción es modificada por una segunda que es aprobada inicialmente en julio de 1967 y que tampoco llega a prosperar pues en el año 1969 tienen efecto una tercera redacción. Esta será aprobada inicialmente por la Comisión de Urbanismo el 12 de noviembre de 1970. Luego el Plan ya ha ido al Ministerio, llevando tras de sí la disconformidad de los vecinos y la petición de que no se lleve a efecto.

¿Cuál era el contenido de la tercera redacción y de qué modo fue aprobada? Según la citada redacción, para la construcción de un acceso al II Cinturón de Ronda, deben quedar afectadas 60 viviendas del grupo de viviendas «Dolores Almeda» además de otras 20 particulares que están situadas en su proximidad. Los vecinos en una carta dirigida al alcalde de Cornellá el 15 de junio de este año dicen: «‘No podemos aceptar el derribo de 80 viviendas de las calles Tirso de Molina y Baltasar Oriol para dar paso al acceso del II Cinturón de Ronda habiendo para ello terrenos apropiados a sólo 200 metros del lugar por donde se pretende cortar el barrio,

concretamente entre las fábricas Pirelli Moltex y Laforsa - Siemens (...) Sesenta de las viviendas a derribar pertenecen el Ministerio de la Vivienda y están edificadas sobre terrenos donados por la señora Dolores Almeda con el expreso deseo de que se construyesen viviendas destinadas a obreros y no para que se derribasen al cabo de unos años en la mitad de sus pisos para construir una carretera». El derribo de estas viviendas, pues, supone un perjuicio grave para los vecinos. Por otra parte las industrias citadas no sufrirían per juicio apreciable de pasar junto a ellas el trazado: sin embargo, es un hecho que éste pasa lejos.

Más industrias

Un sector del barrio próximo a la carretea de Hospitalet Pasaje Salamanca, calle Zamora) se convierte en zona industrial-residencial lo que, según dicen los vecinos, en su carta, comportará la desaparición de bastantes viviendas de gentes modestas y el Incremento de número de fábricas». Si ya es difícilmente tolerable el conglomerado de fábricas y viviendas en todo el barrio de Almeda, esta nueva intrusión de zona industrial será un paso más que desfigurará la fisonomía humana del barrio y reducirá las posibilidades normales de habitabilidad.

El Plan Parcial Dolores Almeda tiene pues un difícil historial, hecho a base de una serie de marchas y contramarchas en la que los vecinos se han llevado la peor Parte. Esta manera de actuar por parte de las entidades competentes no puede acabar de otro modo, pues, que con esta amarga conclusión de los habitantes del barrio:
«Expresamos nuestra protesta por no habar sido consultada nuestra opinión como parte afectada que somos, sin haber tenido en cuenta nuestros intereses en la redacción del Plan Parcial, en la que se atenta contra el desarrollo físico y social del barrio, mientras que por otra parte han admitido toda clase de presiones de intereses concretos.. hasta llegar a una tercera redacción tan inadecuada e incongruente para conseguir un Crecimiento urbanístico coherente que favoreciera el desarrollo del barrio»

J. M. PUIG DE LA BELLACASA.
La Vanguardia española

16 de julio de 1971


Oposición de Obras Públicas a la propuesta sobre el acceso al cinturón de Ronda 

Al parecer, se vuelve al antiguo trazado, con lo que se afecta a cien familias. 

El Ayuntamiento ha convocado a los vecinos Los vecinos del barrio de Almeda han enviado una carta al alcalde que dice lo siguiente:

«Los vecinos afectados por el Plan Parcial Almeda en su parte de calle Tirso de Molina y Baltasar Oriol hemos recibido, a través de la comisión de vecinos surgida de la asamblea del día 7 de febrero en el Centro Social, una citación para visitarle el próximo lurtes día 6 de marzo.

 Debido a los inconvenientes que nos representa el desplazamiento a su Ayuntamiento, hemos acordado que seria, más conveniente que esta reunión se celebrara en el Centro Social Almeda como hasta ahora se ha venido haciendo. Igualmente se ha acordado que a esta reunión asistan todos los vecinos del barrio, pues en definitiva son también afectados por el trazado de esta vía de comunicación.

Esperando que comprenda esta situación y que asista a esta reunión para darnos noticias sobre este particular., se despiden los abajo firmantes». Siguen firmas entre el total de unas 100 familias afectadas directamente por el trazado.

 El plan Almeda 

 El Plan Parcial Almeda, que comprendía terrenos de Cornelia y Hospitalet del Llobregat, fue en su día remitido por la Comisión de Urbanismo al Ministerio de la Vivienda, el cual resolvió («B.O.E.» del 8-10-70) aprobar el Plan Parcial, pero segregando de la aprobación los sectores más polémicos, como son las viviendas del barrio de Dolores Almeda, importantes extensiones de zonas verdes y los accesos al Segundo Cinturón de Ronda. El polígono, así delimitado, según la misma resolución del Ministerio, debería desarrollarse «en grado de plan parcial, conservando las zonas verdes del plan comarcal y estudiando con detalle las dotaciones de todo tipo necesarias para la nueva zona residencial creada». Estamos, pues, ahora en una «seguida edición» del Plan Almeda, sin duda la más interesante, pues como dice eI texto ministerial, se trata de crear «una nueva zona residencial».

 El proyecto actual 

 La propuesta del plan que ahora se hace contiene diversas mejoras:

 1) Se trata el conjunto como residencial en su totalidad. con lo que potencialmente el barrio tiene la posibilidad de crecer hasta un número total de habitantes (se prevén ocho mil) que justifique un mayor equipamiento y servicios.
2) Se prevén espacios para este equipamiento y servicios,
3) Se incorpora el proyecto de cubrimiento del «carrilet» eliminando una travesía incómoda y peligrosa y recuperando un magnífico espacio.
4) Se inicia, aunque muy poco desarrollada, la idea de remodelación del barrio.

El acceso al Cinturón de Ronda. 

 El proyecto, sin embargo, tiene varios puntos negros», el principal de los cuales es la vía de acceso al II Cinturón, puesto que el trazado pasa- precisamente por las calles Tirso de Molina y Baltasar Oriol" y afecta hileras .de casas en las que viven casualmente un centenar de familias.

 Los vecinos han propuesto que esta vía pase unos metros más abajo, por la calle que enlaza con la avenida del Ferrocarril, en terrenos de Hospitalet, y por un punto que incide del mismo modo en el Segundo Cinturón. La avenida propuesta discurriría entre las fábricas Siemens-Laforsa, por un lado, Pirelli-Moltex, por otro. Afectaría terrenos mínimos de estas factorías (a las que proporcionaría una cercana vía de acceso) y se deberían adaptar planes anteriores, entre ellos el de Obras Públicas. Como ventajas se obtendría dividir el barrio en dos y por otra parte evitarse el Ayuntamiento una operación de traslado de inquilinos y propietarios, con lo que esto conlleva de cargas económicas. Además ello haría posible que no se afectase la calle Teodoro Lacalle, ya que el tráfico podría circular por la vía del «carrilet una vez cubierta, eliminando el cercano punto conflictivo de Tirso de Molina.

Sobre este y otros puntos del Plan se iniciaron el mes pasado unos contactos de los vecinos con el Ayuntamiento, que les requirió con el fin de informarse de su opinión. Este es el «calendario» de las conversaciones durante el mes de febrero:



Contactos entre vecinos y organismos 

Día 4: Una comisión de vecinos visita el Ayuntamiento, donde se les informa del proyecto y se les cita para que el día 9 den su opinión sobre el mismo.
Día 7- Asamblea general de vecinos y socios en el Centro Social Almeda. Hubo ciertas dificultades para que pudieran reunirse los vecinos además de los socios, que finalmente se resolvieron.
Día 9: Una comisión delegada de vecinos se entrevista en el Ayuntamiento con el alcalde, arquitecto municipal y un concejal, sobre el punto que más preocupa, que es el trazado de Tirso de Molina, se acuerda que el Ayuntamiento entrará en contacto con la Comisión de Urbanismo para que se modifique el trazado del acceso al Cinturón y para que, si estas gestiones fracasan, el mismo Ayuntamiento informe al Ministerio de Obras Públicas sobre la variación del trazado que proponen los vecinos.
Día 19: La Comisión de Urbanismo en principio acepta la propuesta, que no obstante deberá «ser estudiada» y pasar a Obras Públicas ». Los contactos directos simultáneos con Obras Públicas dan como resultado que la cosa «se estudiará».
Día 25: Obras Públicas informa negativamente sobre la variación del trazado de Tirso de Molina. La vía debe pasar por dentro del barrio. Los vecinos han sido convocados por el Ayuntamiento de Cornellà para el día 6 de marzo para ser informados de lo que ha provocado la carta que figura a principio de este informe), 

El problema es de todos 

Es importante señalar que durante todo el mes se han venido celebrando reuniones para tratar sobre los sectores del barrio afectados por el Plan (día 16, con los vecinos de la calle Lepanto; día 17 en pasaje Salamanca; día 18 en Teodoro Lacalle; día 19 Tirso de Molina), reuniones todas ellas celebradas en el Centro Social Almeda, todas ellas autorizadas y a las que han asistido el arquitecto municipal y un concejal. Y ante el informe sobre Tirso de Molina, los vecinos son requeriros para tratarlo: 1º No en el Centro sino en el Ayuntamiento y 2º Como problema particular de los afectados de esa vía en concreto y no como problema de todo el barrio, que es de lo que se trata en realidad, pues parte el barrio por la mitad.

 J. M. P.
La Vanguardia 5 de marzo de 1972




El pasado día 7 de febrero el Ayuntamiento de Cornellà convocó, a través del presidente del Centro Social Almeda, a una comisión de vecinos del barrio para exponerles el proyecto de urbanización realizado por el Sr. Riera, arquitecto municipal.
Haciendo un poco de historia, recordemos que, en la anterior redacción, había dos «puntos negros»: uno, la Fundación Belloc-Pozzali, marcada como zona verde en el Plan Comarcal y que quedaba un tanto recortada por edificaciones a construir. Otro, la vía de enlace que pasaba por la calle Tirso de Molina, lo que ocasionaba la afectación de más de la mitad de las viviendas de dicha calle y ele Baltasar Oriol.

En uno y otro punto, los vecinos del barrio Almeda hicieron hincapié reiteradamente, mostrando su total disconformidad sobre el proyecto. Esto, unido a lo reseñado en el Plan Comarcal sobre zonas verdes, hizo que al aprobarse el Plan Parcial quedara una parte de él segregada. En dicha parte quedaron incluidos la Fundación Belloc-Pozzali, el barrio Almeda, Millas y otras zonas más pequeñas. De toda esta zona segregada debía hacerse cargo nuestro Ayuntamiento para un nuevo estudio.

EN QUE CONSISTE EL NUEVO PLAN

Pasando nuevamente a los hechos actuales, en la reunión llevada a cabo, el Ayuntamiento expuso como se pensaba llevar, en principio, la nueva planificación. En primer lugar, divide la zona en dos partes, dejando para un estudio posterior la Fundación Belloc-Pozzali. Queda así enfocada una planificación casi exclusivamente del barrio Almeda y que el Ayuntamiento ha denominado «Plan Millas».
En dicho plan, y examinando primeramente el «punto negro» antes mencionado, advertimos que la vía de enlace sigue pasando por el mismo lugar que en la anterior redacción, o sea, por las calles Tirso de Molina y Baltasar Oriol. Lo único que hace a este respecto el nuevo proyecto es incluir un posible remedio o compensación al problema planteado a los vecinos ya anteriormente afectados. Para ello necesita pensar una reestructuración a fondo del barrio, a saber:

Para poder cubrir las viviendas que desaloja del grupo del Ministerio de la vivienda, lo hace reconstruyendo de nuevo, pero más al interior, tal y como marca el trazado de la nueva vía, las viviendas que dan a dicha calle y, además, en los solares que actualmente ocupan las Escuelas Nacionales. Por lo tanto, deberá construir un grupo escolar nuevo y de mayores dimensiones que el actual. Además de esto, necesita construir unos grupos de viviendas, tipo manzana abierta, para albergar momentáneamente a los vecinos afectados durante el transcurso de las obras. Debe albergar, además, a los restantes afectados de dichas calles. Naturalmente, estas viviendas se construirían en terrenos a adquirir por el Ayuntamiento.
También se construiría, además del grupo escolar, un mercado y otros centros públicos Las otras áreas de! sector quedan establecidas como zona de viviendas a construir por particulares.
Aparte estas nuevas zonas que se adhieren al barrio, el sector antiguo sufre otros cambios como es el sector que comprende la calle Salamanca y manzanas de la misma.

El Ayuntamiento coge tal solución porque cree que dicha zona está mal urbanizada y además porque en ella va a incidir la vía principal de penetración en el barrio que debe construirse, dado que la actual (calle Dolores Almeda) queda demasiado estrecha. Para ello, y a través de una revalorización del sector con la nueva planificación, espera contar con el apoyo de los vecinos de la zona.

Otros afectados por esta nueva remodelación son los vecinos de la calle Lepanto por una ampliación de la anchura de la misma. Aquí también contrapone un interés: por un lado, la mayor anchura de la calle permitirá una edificación más alta y, por otro lado, podrán tener acceso por la nueva avenida.

TRAS UNA ASAMBLEA, LOS VECINOS EXPRESAN SU DISCONFORMIDAD CON PARTE DEL PLAN

A partir del informe del nuevo plan, los miembros de la comisión que fue al Ayuntamiento pidieron al mismo unos días para informar al barrio y poder recoger la opinión de la gente, Para ello, se celebró una asamblea que tuvo lugar en el C.S.A., en la cual, y después de la debida información, se pasó a discutir el nuevo proyecto.
Entonces se vio que, por un lado, el «punto negro» no quedaba resuelto y, por otro, que sería una mejor solución desviar el vial de enlace por el exterior del barrio, entre Siemens y Pirelli, donde no afecta a los vecinos ni divide al barrio y, además, sale más económico al mismo Ayuntamiento, ya que no debe preocuparse de ningún trasvase de vecinos ni viviendas.
En cuanto a los sectores de Salamanca y Lepanto, ios afectados se siguieron reuniendo con el arquitecto municipal Sr. Riera, para poder buscar una mejor solución a sus problemas concretos.

EL AYUNTAMIENTO SE COMPROMETE A LLEVAR LAS PROPUESTAS DE LOS VECINOS A COMISIÓN DE URBANISMO Y OBRAS PUBLICAS

El Ayuntamiento ha aceptado en un principio llevar adelante la propuesta de los vecinos y realizar las oportunas gestiones en Comisión de Urbanismo y Obras Públicas, conjuntamente con el Sr. Puig Doménech, miembro del Colegio de Arquitectos de Barcelona, que asesoró técnicamente a los vecinos en las reuniones habidas.
Ahora sólo cabe esperar y estar alerta a los resultados de dichas gestiones.

R.Rull
El Pensamiento 
Marzo de 1972

Oposición de Obras Públicas a la propuesta sobre el acceso al Cinturón de Ronda
Al parecer se, se vuelve al antiguo trazado, con lo que se afecta a 100 familias.- El Ayuntamiento ha convocado a los vecinos.

Los vecinos del barrio de Almeda han enviado una carta al alcalde que dice lo siguiente: «Los vecinos afectados por el Plan Parcial Almeda en su parte de calle Tirso de Molina y Baltasar Oriol hemos recibido, a través de la comisión de vecinos surgida de la asamblea del día 7 de febreroen el Centro Social, una citación para visitarte el próximo lunes día 6 de marzo.

Debido a los inconvenientes que nos representa el desplazamiento a su Ayuntamiento, hemos acordado que sería, más conveniente que esta reunión se celebrara en el Centro Social Almeda como hasta ahora se ha venido haciendo. Igualmente se ha acordado que a esta reunión asistan todos los vecinos del barrio, pues en definitiva son también afectados por el trazado de esta vía de comunicación.

Esperando que comprenda esta situación y que asista a esta reunión para darnos noticias sobre este particular, se despiden los abajo firmantes». Siguen firmas entre el total de unas 100 familias afectadas directamente por el trazado.

El plan Almeda

El Plan Parcial Almeda, que comprendía terrenos de Cornellà y Hospitalet de Llobregat, fue en su día remitido por la Comisión de Urbanismo al Ministerio de la Vivienda," el cual resolvió («B.O.E, del 8-10-70) aprobar el Plan Parcial, pero segregando de la aprobación los sectores más polémicos, como son las viviendas del barrio de Dolores Almeda, importantes extensiones de zonas verdes y los accesos al Segundo Cinturón de Ronda.
El polígono, así delimitado, según la misma resolución del Ministerio, debería desarrollarse, en grado de plan parcial, conservando las zonas verdes del plan comarcal y estudiando con detalle las dotaciones de todo tipo necesarias para la nueva zona residencial creada». Estamos ahora en una «segunda edición» del Plan Almeda, sin duda la más interesante, pues como dice el texto ministerial, se trata de crear «una nueva zona residencial».

El proyecto actual

La propuesta del plan que ahora se hace contiene diversas mejoras:

1.° Se trata el conjunto como residencial en su totalidad con lo que potencialmente el barrio tiene la posibilidad de crecer hasta un número total) de habitantes (se prevén ocho mil) que justifique un mayor equipamiento y servicios;

2.° Se prevén espacios para este equipamiento y servicios.

3.° Se incorpora el proyecto de cubrimiento del carrilet, eliminando una travesía incómoda" y peligrosa y recuperando un magnífico espacio;

4.°. Se inicia, aunque muy poco desarrollada, la idea de remodelación del barrio, el acceso al Cinturón de Ronda el proyecto, sin embargo, tiene varios «puntos negros», el principal de los cuales es la vía de acceso al II Cinturón, puesto que el trazado pasa precisamente por las calles Tirso de Molina y Baltasar Oriol" y afecta hileras de casas en las que viven actualmente un centenar de familias. Los vecinos han propuesto que esta vía pase unos metros más abajo, por la calle que enlaza con la avenida del Ferrocarril, en terrenos de Hospitalet, y por un punto que incide del mismo modo en el Segundo Cinturón. La avenida propuesta discurriría entre las fábricas Siemens-Laforsa, por un lado y Pirellí-Moltex, por otro. Afectaría terrenos mínimos de estas factorías (a las que proporcionaría una cercana vía de acceso) y se deberían adaptar planes anteriores, entre ellos el de Obras Públicas.

Como ventajas se obtendría dividir el barrio en dos y por otra parte evitarse el Ayuntamiento una operación de traslado de inquilinos y propietarios, con lo que esto conlleva de cargas económicas. Además ello haría posible que no se afectase la calle Teodoro Lacalle, ya que el tráfico podría circular por la vía del «carrilet» una vez cubierta, eliminando el cercano punto conflictivo de Tirso de Molina.
Sobre este y otros puntos del Plan se iniciaron el mes pasado unos contactos de los vecinos con el Ayuntamiento, que les requirió con el fin de informarse de su opinión. Este es el «calendario» de las conversaciones durante el mes de febrero:

Contactos entre vecinos y organismos

Día 4: Una comisión de vecinos visita el Ayuntamiento, donde se les informa del proyecto y se les cita para que el día 9 den su opinión sobre el mismo.
Día 7: Asamblea general de vecinos y socios en el Centro Social Almeda. Hubo ciertas dificultades para que pudieran1 reunirse los vecinos además de los socios, que finalmente se resolvieron.
Día 9: Una comisión delegada de vecinos se entrevista en el Ayuntamiento con el alcalde, arquitecto municipal y un concejal. Sobre el punto que más preocupa, que es el trazado de Tirso de Molina, se acuerda que el Ayuntamiento entrará en contacto con la Comisión de Urbanismo para que se modifique el trazado del acceso al Cinturón y para que, si estas gestiones fracasan, el mismo que, si estas gestiones fracasan, el mismo Ayuntamiento informe al Ministerio de Obras Públicas sobre la variación del trazado que proponen los vecinos.
Día 19: La. Comisión de Urbanismo en principio acepta la propuesta, que no obstante deberá «ser estudiada» y pasar a Obras Públicas». Los contactos directos simultáneos con Obras Públicas dan como resultado que la cosa «se estudiará».
Día 25: Obras Públicas informa negativamente sobre la variación del trazado por Tirso de Molina. La vía debe pasar por dentro del barrio. Los vecinos han sido convocados por el Ayuntamiento de Cornellà para el día 6 de marzo para ser informados (es lo que ha provocado la carta que figura al principio de este informe),

El problema es de todos

Es importante señalar que durante todo el mes se ha venido celebrando reuniones para tratar sobre los sectores del barrio afectados por el Plan eldía 16, con los vecinos de la calle Lepanto; dia 17 en pasaje Salamanca; día 18 en Teodoro Lacalle; día 19 en Tirso de Molina), reuniones todas ellas celebradas en el Centro Social Almeda. todas ellas autorizadas y a las que han asistido el arquitecto municipal y un concejal. Y ante el informe sobre Tirso de Molina, los vecinos son requeridos para tratarlo:1º No en el Centro sino en el Ayuntamiento y 2º Como problema particular de los afectados de esa vía en concreto y no como problema de todo el barrio, que es de lo que se trata en realidad, pues parte el barrio por la mitad.

J. M. P.
La Vanguardia 5-03-1972

Acuerdos tomados en la asamblea de vecinos celebrada el pasado día 19 de abril de 1972

— Ratificamos nuestra oposición al derribo de un lado de las calles Tirso de Molina y Baltasar Oriol para dar paso a una nueva avenida mientras existan medios para evitarlo.
— Solicitamos que, si el Ayuntamiento quiere representar en verdad nuestros intereses, modifique la redacción del «Plan Millas» e introduzca la variante a la Avenida de acceso al 2." Cinturón utilizando el actual trazado del Ferrocarril, como ya proyecta y justifica el estudio realizado por el Arquitecto Puig Doménech.
— Información de las fechas o acontecimientos del Plan Comarcal e información del proyecto una vez revisado dicho Plan.
— Que el Ayuntamiento presentí el Plan con la suficiente fuerza pare que sea aceptado por Comisión de Urbanismo.
— Nos solidarizamos con los vecinos del Pje. Salamanca que les sean derribadas sus viviendas para construir una nueva vía de penetración al barrio.
— Asimismo pedimos que se dé a dichos vecinos directamente afectados un planteamiento claro de las soluciones en cuanto a plazos y valor justo de las indemnizaciones.— No renunciamos al parque de la Fundación Belloch-Pozali como zona verde necesaria para nuestra expansión, máxime cuando está situada entre Almeda y San Ildefonso y en aquel barrio no existe tampoco zona alguna de arbolado.
— Solicitamos una información sobre las causas que impiden abrir el parque de la citada Fundación para el disfrute de la población de Cornellà, si ya el Ministerio de la Vivienda ratificó su destino a zona verde como se preveía en el comarcal del 53.
— Por último, solicitamos que cuando se celebre el Pleno Municipal para la aprobación del Plan Millas se nos comunique previamente.
Dichos acuerdos se harán llegar oportunamente al Ayuntamiento. Asimismo quedó encargada una comisión para llevar los diversos trámites y servir de enlace entre los vecinos, el Ayuntamiento y los diversos Organismos relacionados con dicho Plan.

Plan parcial: un agobio interminable para Almeda

Los vecinos insisten de nuevo

Esta nueva propuesta presentada por los vecinos surgió a través de la insistencia de los mismos en que se llevara a cabo un minucioso examen en torno al sector, con la colaboración de personal capacitado para el mismo, para así hallar las posibles soluciones al problema.

Resumen del proyecto

Para dicho estudio había que tener en cuenta las necesidades que debía cubrir dicha avenida: 1.", constituir una vía rápida de enlace entre las poblaciones de Cornellà y Hospitalet; 2.a, facilitar los accesos al 2." cinturón de Ronda de ambas poblaciones; y 3.', posibilitar la salida del tráfico hacia la Comarca.
De estas condicionantes es, quizá, la 3.a la que dificulta más cualquier solución, dada la rapidez necesaria y el tránsito que supone, mucho más por cuanto no hay otra salida prevista para las poblaciones de la Comarca como pueden ser San Juan Despí, San Felíu, San Baudilio... Por otro lado, la Travesía Industrial de Hospitalet, vía de gran importancia para dicha población, pierde ésta al pasar por Cornellà y se convierte en una calle de 25 metros, cuando lo más lógico sería que Cornellà le concediera la misma importancia y así pasaría a ser el importante vial de enlace para la Comarca.

Para las condiciones 1.a y 2.a se apuntan tres posibles soluciones: A) La calle que pasa entre Pirelli, Laforsa y Siemens, solución ésta que tiene los inconvenientes técnicos de no guardar la debida distancia entre los bucles de enlace del Cinturón. Solución que no presenta una resolución técnicamente brillante, pero que no deja de ser una posibilidad. Condiciones similares se han aceptado en la Autopista entre la Pza. Cerda y el Aeropuerto, por ejemplo. B) La calle Tirso de Molina. Dicha solución, presentada en la 3.a redacción del Plan Parcial y después por el Ayuntamiento en el Plan Millas, es la que presenta el problema a los vecinos del Barrio, además del gran coste económico que significarían para el Municipio las expropiaciones e indemnizaciones. Solución, pues, nada recomendable. C) La Avda. del Ferrocarril. Solución a la que se pretende en este estudio sea la aceptada. En ella se pretende aprovechar la cobertura del Ferrocarril para dicha avenida. La susodicha avenida, que en el Plan Millas queda sin salida, con este proyecto, al mismo tiempo que se aprovecha la misma, no encuentra los inconvenientes técnicos mencionados en el apartado A), ya que el nudo de enlace queda prácticamente en el mismo lugar que en B). Por otra parte, los costes son prácticamente nulos por tener que realizarse, de todas maneras, para la cobertura del Ferrocarril.

La unión de los vecinos es la mejor garantía

En un principio dicho estudio, presentado al Ayuntamiento, recibió de éste su aceptación, y los únicos inconvenientes surgidos fueron por parte de la Comisión de Urbanismo, inconvenientes más de perfección urbanística que de verdadera necesidad.
Las garantías de que este nuevo proyecto pudiera conseguir cuajar entre los Organismos pertinentes no se pueden calibrar bien; por esto, una vez más, la Asamblea recalcó que la máxima garantía seguiría siendo la unión y el trabajo de los propios vecinos tal y como hasta ahora lo habían demostrado los hechos.

Ramón Rull
El Pensamiento  mayo de 1972



El Pla Parcial, la lluita social d’un barri.



El Pla Parcial es destapa per als veins el juny de 1971 i els problemas de les principals afectacions no es resolen fins al 1978, any en qué, el "Ministerio de Obras Públicas", I'últim organisme que encara mantenía les afectacions, modifica el traçat d'enllaç amb la actual Ronda de Dalt i accepta la proposta que els veïns estàvem fent desde el l'inici del conflicto.
Gairebe vuit anys de lluita, aquesta durada en el temps ens fa valorar millor la quantitat de persones que varen participar-hi, persones que formaren part de les diferents juntes del Centre Social Almeda, de l'Associació de Veins, del Grup Cívic, de les redaccions de la revista Carrilet, El Pensamiento...
Va ser, doncs, un treball col.lectiu i d'una gran constància.

Enganys i subterfugis per sortir del pas

Passat el temps, el tema del Pla Parcial Almeda sembla impossible que ni tan sols hagués estat plantejat, almenys de la manera en què es va fer.
Imagineu per un moment que el carrer ample que avui dia passa entre la Pirelli i l’antiga Laforsa, l'avinguda Maresme, de trànsit bàsicament industrial, passés peí carrer Tirso de Molina i Baltasar Oriol, pel mig del barri. Tot el costat dret d'aquests carrers, en dirección a L'Hospitalet, avui s'hauria enderrocat per poder donar-li una amplada que ara no té. Això sí, l'avinguda Maresme podría ser mes estreta, donçs no tindria la funció d'enllaç amb la Ronda de Dalt que ara sí que té. Tindria algún sentit? No és ja a simple vista una barbaritat?

El mateix podríem dir del sector del barri del carrer Salamanca que pretenien convertir en fabriques o de la mança d'ampliació del barri en direcció a la Ronda de Dalt, on avui s'estan acabant els primers pisos.
I qué me'n dieu de posar uns quants blocs de pisos dins de Can Mercader, l'únic parc de Cornellà?
Doncs el Sr. Ferrer l'any 1970 va fer preparar un magnífic estudi i el va repartir a determinades persones de Cornellà, per convèncer-les dels avantatges que tindria per a la ciutat l'acceptació de la proposta de la "Fundación Bell-lloc-Pozzali", aleshores propietària de la finca. Aquesta proposta pretenia l'edificació d'uns 1.800 habitatges dins de l’actual parc. A canvi la Fundació cediria gratuïtament la resta del terreny i els lliuraria el palau. En cas contrari la Fundació hauria de ser indemnitzada.

En l'estudi de 1'Ajuntament es feia constar la proposta de la Fundació i el valor de la indemnització o expropiació de la finca de Can Mercader. La valoració feta pel mateix Ajuntament arribava a la conclusió que Cornellá hauria de pagar per can Mercader 108 miIions de pessetes, dels de l'any 1970, mes el valor del palau, els altres edificis i les plantacions, elements que no s'atrevien a quantificar! Tots aquests diners, impossibles de pagar amb el pressupost ordinari, haurien de ser pagats pels veïns, mitjancant contribucions especials. L'estudi més que una proposta era una coacció, una amenaça, per revestir d'acceptació majoritária una jugada immobiliária en la qual s'hi implicava el mateix Ajuntament. L'alcalde Ferrer pretenia justificar una decisió que sabia injusta, i fer callar les veus discrepants com la del regidor Constancio Pérez.
Pero els veïns no es van acoquinar i van continuar reivindicant la totalitat de Can Mercader com a zona verda i, com a resultat, el juliol de 1971 el "Ministerio de la Vivienda" segrega la finca del pla parcial i ratifica que aquesta ha de ser destinada íntegrament a zona verda, donant la rao ais veiÍns.

El curiós del cas (o bé escandalós?) és que al cap de més de tres anys, el juliol de 1974, la "Comisión Provincial de Urbanismo" adquireix la finca, el palau i tot el que hi ha al seu interior per 50 milions i la cedeix a 1'Ajuntament (Diario de Barcelona, 20 de novembre de 1974).
La diferència entre la valoració de 1' Ajuntament i el preu pagat al cap de tres anys (afegiu-hi la inflació) és realment abismal. És la més clara demostració que l'Ajuntament volia "fer empassar" als veïns una proposta vergonyosa, mitjançant l'amenaça econòmica. No es pot interpretar d'altra manera.

En el tema de les afectacions deis carrers Tirso de Molina i Baltasar Oriol produides pel vial d'enllaç amb 1'actual Ronda de Dalt, la posició de l'Ajuntament va ser canviant segons la força que en aquell moment cregués tenir o bé segons qui més empenyia, si els veïns o "la autoridad superior".

La forta resposta del veïns i les seves contrapropostes tècniques van provocar que l’abril de 1972 l'Ajuntament, després d'una aferrissada defensa del projecte inicial, admetés que la millor solució era la dels veïns i es comprometés a defensar-la davant la Corporació Metropolitana i el governador civil.
Pero a 1'abril de 1974, amb la revisió del Pla Comarcal de rerafons, l'Ajuntament torna a acceptar i a fer seva la redacció que segueix afectant els carrers esmentats. Val a dir que coincideix amb què hi ha nou arquitecte municipal, el Sr. Argilés que, en la meva opinió, creu en les seves dots de "comunicador" per convencer els veïns.

Será 1' arquitecte Argilé qui exposarà, en una reunió amb una comissió de veïns, la "impossibilitat tècnica" d'una altra solució. En la mateixa reunió intentará justificar, novament, la instal.lació de fàbriques en el lloc de la prevista ampliació del barri. La nova empenta de 1'arquitecte arriba fins i tot a proposar entusiásticament la instal.lació d'una macro-escola dins de Can Mercader que acabes amb el dèficit escolar de Cornellà, mal endèmic de l'época.

La dura resposta dels veïns crea una época de nous enfrontaments amb l'Ajuntament. La proposta de la gent d'Almeda continua sent la mateixa i la portaran fins a la Corporació Metropolitana.

La revisió el 1976 del Pla General Metropolità per la Corporació Metropolitana de Barcelona recull oficialment per primera vegada la proposta deis veïns i el vial d'enllaç és projectat entre la Pirelli i Laforsa, anul.lant les afectacions de Tirso de Molina i Baltasar Oriol. Pero el projecte del II Cinturó de Ronda (actualment Ronda de Dalt) redactat pel "Ministerio de Obras Públicas" segueix amb el tracat anterior i per tant, amb les afectacions.
El 18 de gener de 1976 l’alcalde Ferrer declara:"..los del Comarcal nos han hecho caso; pero los del Ministerio de Obras Públicas no se bajan del burro y trazan carreteras como si ésto fuera los Monegros" (La Vanguardia, 18 de gener de 1976).
Com podem comprobar, els camvis de postura del l’alcalde i el seu equip son constants i segons convingui. O bé no tenien memoria, o bé no tenien vergonya.

Pero la postura deis veïns, cada cop més encoratjada, no va torcer-se fins que definitivament van aconseguir que també el MOP, "Ministerio de Obras Públicas" acceptés la seva proposta, la de 1971.
Un treball col.lectiu i dilatat en el temps

En aquest proces intervenen les persones que duien la responsabilitat del Centre Social Almeda, els components del Grup Cívic, els veïns participants en nombroses "comissions" que contínuament es reunien amb 1'alcalde, 1' arquitecte municipal o altres instáncies, i, per sobre de tot, les assemblees de veÍns on s'informa i es discuteixen els projectes elaborats. En altres moments els veiïns fan costat, "acompan-yen" les comissions o es "concentren" davant l'Ajuntament perqué, pel que sembla, en el llenguatge de 1'época no es podien anomenar "manifestacions", que és el que, de fet, eren.
Al costat deis veïns hi trobem arquitectes que assessoren el barri (el nom de J. Puig Doménech, surt diverses vegades) i joves periodistes que copaven les corresponsalies dels diaris de mes tirada, Manel J. Campo, Jordi Vinyes, Carles Esteban, Carles Navales, Ignasi Riera, Joan Tarda, Jaume Funes, entre d’altres.

Ramón Rull
Almeda temps de lluita i de progrés 
oc tubre de 1994.