32.000 VISITAS, SI TIENES ALGO QUE PUEDAS APORTAR, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS cunitmar@gmail.com

Inundaciones de 1971

Cronología de una catástrofe

LUNES 21-09-1971
12 h. — La enorme cantidad de agua caída sobre la región catalana incrementa el caudal de los ríos y rieras especialmente en la cuenca del Llobregat. Las precipitaciones registradas son impresionantes: 95 litros en Manresa, 170 en Sallent, 350 en cuatro horas en Martorell

15 h. — El río Llobregat a su paso por Martorell alcanza un caudal de 500 metros cúbicos por segundo, cuan-do su caudal normalmente es de 12 metros cúbicos por segundo. Las avenidas de este río se consideran alarmantes a los 200 metros cúbicos por segundo. Cabe pues, dar la señal de alarma a las poblaciones situadas más abajo.

18,10 h. — El Llobregat comienza a desbordarse a la altura del barrio Riera, más allá del terraplén. Allí el primer apuro serio: un adolescente, se arroja al agua víctima de un ataque de nervios siendo arrastrado por la corriente. Afortunadamente pudo ser rescatado gracias a la valerosa intervención del Jefe de la Policía Municipal señor Avellaneda.

19 h. — El caudal del río alcanza el Martorell la extraordinaria cifra de 3.080 metros cúbicos por segundo.

19,45 h. — El Llobregat se desborda en Sant Boi. Poco después el agua se dirige lentamente hacia Cuatro Caminos.

20,15 h. — Un coche patrulla de la Policía Municipal empieza a recorrer algunas calles del casco antiguo indicando por los altavoces la llegada del río, la gran afluencia de agua impidió que pudiera continuar.

20,30 h. — Las aguas comienzan a inundar de forma alarmante el barrio Riera. En el Ayuntamiento comienzan a recibirse numerosas solicitudes de ayuda. Una larga procesión de vecinos que han tenido que abandonar sus casas ante la peligrosa situación, va llegando a la puerta del Ayuntamiento.

21 h. — Los bomberos, la Cruz Roja y la Policía Municipal se ven impotentes para auxiliar los casos de verdadero apuro, ya que carecen de material apropiado (lanchas con potentes motores y poco calado o camiones altos y pesados). Desde el Ayuntamiento se solicita con insistencia el envío de material adecuado. Unas diez personas se hallaban ya aisladas sobre un montón de grava cerca del puente de Sant Boi. Para agravar la situación se produce un corte total de fluido eléctrico, dejando la ciudad a oscuras.

21,30 h. — Desde el barrio Almeda se comunica telefónicamente al Ayuntamiento y se reciben contestaciones en sentido tranquilizador.

21,30 h. — Una gran avenida de agua se abalanza sobre Cornellà el agua irrumpe de forma brutal por «Cuatro Caminos», inundando en diez minutos todas las zonas bajas de la población (casco antiguo, Riera y Almeda) Las alturas alcanzadas por el agua son aterradoras, 1,60-1,80 metros. Los vecinos de las plantas bajas se ven obligados a refugiarse en pisos superiores.

22 h. — La situación es desesperante en Cornellà En algunos puntos de la calle Rubio y Ors, barrio Riera y Almeda el agua llega a alcanzar y sobrepasar los dos metros de altura. Se dice que la corriente circula a 80 Kilómetros por hora y por ella se ven bajar bidones automóviles, árboles, etc., que, al chocar contra las viviendas, provocan un pavoroso estruendo. Los vecinos piden auxilio al Ayuntamiento y éste, falto de medios, sigue pidiendo ayuda a Barcelona.

22,15h. — Empiezan a llegar fuerzas del Ejército y Altos Mandos de la Guardia Civil. Un matrimonio de unos 50 años no ha podido salir de su vivienda, una planta baja con huerto en Almeda. El marido ha logrado subirse a una higuera, y desde allí reclama auxilio. La esposa esta sobre un sofá, que el agua ha subido sobre la mesa del comedor, con la cabeza tocando al techo y el agua casi hasta el cuello. Hubo numerosos casos como éste en las zonas siniestradas durante toda la noche.

22,30 h. — La fuerza de las aguas hace estallar los cristales de los comercios arrasándolos de forma estruendosa. Desde Almeda se disparan salvas, bengalas e incluso se hace fuego en algún tejado para dar a conocer la angustiosa situación.

22, 45 h. - Comienzan a llegar a Cornellà algunas lanchas particulares del Club Marítimo, así como de la Comandancia de Marina y del Regimiento de Ingenieros que regresaban de Martorell, donde habían tenido que acudir a las seis de la tarde para desalojar el barrio de Santacana.

23 h. — Se instala por el Regimiento de Ingenieros un grupo electrógeno con un potente foco para ayudar a las tareas de rescate. Algún horno de las panaderías afectadas estallaron a causa de la elevada temperatura que teman en el momento de llegar el agua. Otros quedaron inutilizados.

24 h. — El matrimonio, que continuaba en tan apurada situación, es rescatado por unos vecinos ayudados con neumáticos y una manguera, a falta de soga.

MARTES 22-09-1971.
— Las lanchas siguen recorrien-do la calle Rubio y Ors y el barrio Riera con grandes dificultades pues la corriente es impresionante.

1,30 h. — Un camión, de entre los muchos vehículos que eran arrastrados por las aguas, se estrella contra una vivienda-barraca de la calle Lepanto, derribándola por completo.

2,15 h. — Las primeras lanchas del Ejército entran en Almeda donde el vecindario esperaba ansiosamente cualquier tipo de ayuda.

3,00 h. — El agua ha dejado de subir desde hace unos momentos y ahora ya empieza a bajar.

3,30 h. — Se produce el hundimiento del suelo en vanas viviendas en la zona centro, y los vecinos de las primeras plantas, presos del pánico, son evacuados por el Ejercito.

8,00 h. — Con la luz del día pueden apreciarse los trágicos efectos de la inundación. El aspecto de los vecinos con sus semblantes demacrados, sintetiza la situación-' las calles del sector bajo de la población han conocido
el agua y la destrucción. El primer problema urgente que se plantea es el de la falta de alimentos: el mercado y la mayoría de las tiendas del sector bajo han sido anegados por las aguas.

12 h. — Espontáneamente, unos vecinos de Almeda convocan una asamblea en la estación, en la que se decide ir al Ayuntamiento a solicitar ayuda, pues aún no ha aparecido ningún funcionario por el barrio. Se decide ir en grupo. 60 personas se concentran ante la puerta del Ayuntamiento. Una comisión es recibida por el Primer Teniente de Alcalde. Se concede la instalación de una cocina de campana para el barrio, con gastos a cargo del Ayuntamiento, y se promete el envío de técnicos para revisar las estructuras de las viviendas; los vecinos regresan al barrio en un camión del Ayuntamiento.

MIÉRCOLES23-09-1971
9,00 h. — Durante parte de la mañana nuestra población es visitada por los Ministros de Gobernación, Relaciones Sindicales, Obras Públicas y Trabajo.
Comienza a apretar el calor, los 2.000 animales muertos que hay en las calles, el fango, los residuos de las fábricas, tiendas y viviendas, plantean un gravísimo problema sanitario. Hasta el momento no se han comenzado los trabajos de limpieza en las calles.

17,30 h. — Grupos de vecinos de las zonas afectadas se dirigen al Ayuntamiento a solicitar ayuda. La agencia Europa Pres informaría así, al día siguiente, sobre este hecho: «Hacia las cinco de ayer tarde, unas doscientas personas de los barrios de Almeda, Riera y Zona Baja de Cornellà se concentran delante del Ayuntamiento en demanda de una urgente solución al problema planteado tras las inundaciones. Los vecinos estuvieron casi una hora sentados frente al consistorio y requirieron la presencia del Alcalde. Posteriormente, cuando, en el lugar se habían concentrado unas quinientas personas, bajó el Alcalde a la calle y se dirigió a los allí concentrados informando que la ayuda solicitada —maquinaria, Ejército, etc, llegaría al día siguiente, a las siete de la mañana. Tras retirarse el Alcalde, unas doscientas personas recorrieron las zonas más afectadas e informaron a los demás damnificados de la respuesta de las autoridades. A lo largo del recorrido, de unos 3 kilómetros, el tráfico quedó interrumpido. Fuerzas de la Guardia Civil estuvieron presentes, pero no llegaron a intervenir.»

JUEVES 24-09-1971

8,00 h. — La maquinaria y personal del Ejército comienzan a llegar a Almeda. Grupos de vecinos están en la calle para comprobar si se cumplen las promesas del Alcalde.

9,00 h. — Al barrio Riera y a la Zona Centro (excepto la calle Rubio y Ors) no ha acudido nadie a limpiar. Un grupo de setenta personas de Riera suben hasta el Ayuntamiento. Posteriormente se registró un incidente al ser dispersado el grupo por la Policía Armada. Más tarde comenzaron a llegar algunas máquinas y camiones, con lo que ya se pudieron iniciar los trabajos de limpieza aunque no con la celeridad que en el barrio Almeda La zona baja del centro de la población fue la última en ser atendida, excepto la calle Rubio y Ors.

Manuel Campo Vidal. — Máximo Gavete
El Pensamiento
Octubre de 1971